PROBLEMAS MÁS FRECUENTES 

En muchas ocasiones se tienen dudas en torno a los prefijos y sufijos. Por ello, se explicarán a continuación las normas generales y más importantes de éstos, teniendo en cuenta en todo momento que también existen, por otro lado, sus excepciones.

 

 

NORMAS BÁSICAS 

1-     Cuando la palabra a la que se le añade el prefijo empieza por mayúscula, se introducirá en el medio de ambas, un guión, como por ejemplo: “anti-Madrid”.

2-     Hay ocasiones en las que la palabra que sigue al prefijo no lleva tilde, pero al añadirle el prefijo es necesario introducírselo. Por ejemplo de “pies”® “ciempiés”.

3-     Cuando la última letra del prefijo coincide con la vocal de la primera letra de la palabra, se escriben las dos. Por ejemplo: “megaamplio”.

4-     Cuando el prefijo acaba en “r”, y la palabra empieza por “r”, se mantienen las dos “rr”, Ejemplo: “superrojo”.

5-     Cuando el prefijo acaba en vocal, y la palabra empieza por “r”, ésta pasa a ser “rr”. Ejemplo: “megarrico”

 

 

PROBLEMAS EN LOS PREFIJOS 

“EX –”

-Este prefijo significa “aquello que fue y ya no es”.

-Se escribe separado de la palabra a la que se le añade: “ex portero”.

-Además puede ir delante de otro prefijo: ex anti-España.

-También significa “fuera o más allá” con relación al espacio o al tiempo, y en este caso se escribe junto a la palabra: “extraer”. 

 

“POST/POS-” 

-Significa “después de”.

-Es más correcta y más recomendable la utilización de “pos- ”.

-“Pos-” se emplea cuando la palabra a la que se le añade este prefijo empieza por consonante, y más concretamente por “t” o “r”. Por ejemplo: “posmodernista” o “posrealismo”.

-“Post- ” se utiliza cuando la palabra empieza por vocal o por “s”. Por ejemplo: “postestructuralismo” o “postindustrial”.

 

“PSEUDO/ SEUDO-” 

-Significa “falso”.

-Es más correcto emplear “seudo”. Por ejemplo: “seudomorfismo” o “seudoscopia”. 

 

“IN/IM/I-” 

In- : es el prefijo que más se emplea de los tres. Cabe añadir que cuando la palabra a la que se va a unir empieza por “n”, se dejan las dos “nn”. Por ejemplo: “inadaptado”, “inadecuado”, “innovación”. 

Im- : Se utiliza cuando la palabra comienza por “b” o “p”. Por ejemplo: “impenetrable”, “impensable”. 

I- : Se aplica cuando la palabra empieza por “l” o “r”. Por ejemplo: “ilícito”, “ilegítimo”.

  

 

PROBLEMAS EN LOS SUFIJOS 

“-ERO” (ERA) 

-Su significado es , por un lado, “oficio”, “profesión” y, por otro lado, “lugar donde se guardan objetos”. Por ejemplo: “basurero”, “monedero”.

-Habitualmente, la palabra a la que se le añade el sufijo, cambia su género gramatical, como es el caso de “moneda”® “monedero”.

  

“-ISTA” 

-Designa oficio u profesión: “oficinista”.

-También significa “a favor de,  de parte de”: “isabelista” o “valencianista”.

-En los dos casos anteriores, los sustantivos que se forman con este sufijo, valen tanto para el masculino, como para el femenino.

-Cabe hacer especial mención  a la palabra “modista”, ya que ha supuesto una “gran revolución morfológica” en cuanto a que se ha aprobado la forma “modisto”, de modo que es igualmente correcto decir; “un/ el modista” o “una /la modista”, y “un/ el modisto”.  

 

“-IN” 

-La palabra a la que se le añade este sufijo pasa a ser masculina. Por ejemplo de “calceta”®” calcetín”.